Cámara Kirlian

La cámara Kirlian fue inventada por el matrimonio que la da su nombre, Semyon Davidovich Kirlian y Valentina Kirlian, en el año 1939. En el laboratorio del Hospital de Alma-Ata, en la Unión Soviética, este matrimonio experimentaba con campos electromagnéticos de alto voltaje. Durante uno de estos experimentos, Kirlian recibió una descarga eléctrica en una de sus manos. En el momento de la descarga, se percató de que una especie de halo luminoso le rodeaba, por unos instantes, toda la mano.

Desde entonces se pusieron a investigar sobre su descubrimiento, impartiendo conferencias a lo largo y ancho de todo el mundo. Incluso el gobierno soviético de la época financió sus investigaciones. Las primeras cámaras fabricadas para tal efecto constaban de un generador eléctrico de alta frecuencia, elevado voltaje y de muy baja corriente eléctrica. Así se permitía que al momento de hacer la fotografía no se electrocutase nadie. La corriente emitida por la cámara se descarga sobre una placa que, a su vez, se esparce sobre el elemento a fotografiar (en el caso de un dedo, alrededor de la piel), creando un campo eléctrico que emana iones y cargas a través del aparato. Si entre la placa y el dedo se coloca una película fotográfica protegida (electrofotografía, llamada kirlograma), se obtiene la imagen. El sistema que utilizaron fue inventado por el propio Semyon y, después de muchas pruebas, cayeron en la conclusión de que, al poner un objeto en contacto directo con la película fotográfica y en presencia de un campo eléctrico intenso de alta frecuencia, esta registraba una intensidad luminosa alrededor del cuerpo expuesto. Mediante este sistema se puede detectar de forma precoz una alteración en un órgano del cuerpo, incluso mucho antes de que nuestro sistema de diagnóstico actual en ambulatorios u hospitales pueda detectar nada anormal en ese órgano. ​ Y es que nos encontramos ante el caso de una enfermedad que puede surgir en las próximas semanas, meses e incluso años. Aquí es cuando se trabajaría con terapias energéticas para evitar que una persona llegue a sufrir en su cuerpo una determinada enfermedad, pues la causa siempre está a nivel emocional o mental, ahí se va gestando. ​ En estudios científicos llevados a cabo se ha comprobado que el campo biomagnético es mil veces mayor de lo normal durante una terapia energética, lo que fortalece todo el organismo. ​ ​ TAMBIÉN LE PUEDE INTERESAR:

Terapia Reiki

Limpieza energética ¿Qué es el cuerpo energético?

Las capas del Aura

El pensamiento negativo y la salud

Estrés y Psiconeuroinmunologia

Masaje metamórfico o técnica metamórfica

Auriculoterapia y auriculopuntura


#camarakirlian

#sistemakirliam

#captarelaura

#fotografiarelaura

#fotografiarlaenergia

#ArmoniaConstante