CLASES DE ZUMBA
zumba.jpg

Como muchos deportes, la zumba es un baile que puede ser ideal para adelgazar. ¡Solo falta saber cómo! Porque cada actividad deportiva hace trabajar diferentes músculos, diferentes partes del cuerpo, por lo que hay que tener esto en mente. Glúteos, cartucheras, abdominales… La zumba no hace trabajar las mismas cosas que el footing, por ejemplo. Primero, vamos a hacer un pequeño recordatorio. La zumba es un tipo de baile, festivo, que, a través de movimientos rápidos y tónicos, te permite hacer cardio de manera muy efectiva. Creada en la década de los 90 por el colombiano Alberto Pérez, se hizo muy popular rápidamente en todo el mundo, ¡y con razón! Al combinar el aspecto lúdico y deportivo, podríamos comparar la zumba con el fitness, donde los movimientos están íntimamente relacionados con la música. 

Ese es el secreto de este baile: tonifica todo el cuerpo, de manera uniforme, y te permite hacer mucho ejercicio en poco tiempo para perder peso rápidamente. Incluso se dice que en una sesión de zumba se pueden quemar 500 calorías, lo cual es ideal para mantener la línea. Y el pequeño secreto de este baile tan particular es que funciona a intervalos, es decir, oscila entre tiempos tranquilos y tiempos muy dinámicos. Estos intervalos son ideales para aumentar la calidad de nuestro metabolismo y para eliminar la grasa de forma saludable, ¡así que es genial! Nuestros objetivos de pérdida de peso, por lo tanto, no tienen que centrarse en una parte del cuerpo, ya que haciendo zumba trabajarás de forma completa los glúteos, los abdominales, el vientre o los muslos. Una forma de tonificar los glúteos y perder unos cuantos kilos al mismo tiempo. Una sesión generalmente consiste en una docena de pasos, que te harán desarrollar músculo y quemar calorías. Cada movimiento dura entre tres y cuatro minutos, por lo que te darás cuenta de que estás haciendo deporte, ¡de verdad! Desde una perspectiva global, la zumba es esencial en nuestras rutinas deportivas, para que la pérdida de peso se haga a largo plazo. Porque, además de combinar el gasto energético, la zumba también es un placer, donde el poder de la música combina con el deporte.